portada
 

CLÍNICA VETERINARIA TRAMUNTANA
CONOCE CÓMO CUIDAR MEJOR DE TU MASCOTa: cuidados del gato

Si eres primerizo en la experiencia de tener un gato descubrirás lo fastinante que son estos pequeños felinos y lo fácil que te resultará convivir con ellos. Debemos tener una serie de cuidados con el fin de mejorar su salud, educarle, darle una buena calidad de vida y prevenir el contagio de ciertaas enfermedades que pueden transmitirnos (zoonosis).

gato

Los gatos como animales de compañía se han adaptado a vivir con nostros. Con su domesticación hemos modificado su comportamiento como animal solitario, ya que en teoría no nos necesitan ni nos consideran como parte del grupo (al contrario de los perros). Así como en el cachorro, al separarlo de la camada, se produce un apego a la nueva familia, en el gato el apego se produce a su territorio.

Los gatos son animales rutinarios y territoriales. Cualquier cambio puede afectarles hasta el punto de alterar su conductaa: cuando hay desorden en su territorio, el gato puede desarrollar ansiedad y agresividad.

El gato utiliza sistemas de comunicación, con otros gatos y con los humanos, fuera de lo común. Entiende algunas palabras, pero puede comprender lo que sentimos (pena o alegría). Se comunica con nosotros con un lenguaje corporal: la forma de sus ojos y la posición de sus orejas son unos indicadores muy precisos de lo que quieren decir:

- Orejas rectas, abierta hacia delante y ojos redondos: gato natural.

- Orejas tiesas, grandes hacia los lados, ojos fruncidos: gato enfadado.

- Orejas gachas, pupilas redondas y dilatadas: gato agresivo.

- Orejas abiertas, hacia delante, derechas, ojos y pupilas rasgados: gato contento.

reacciones_gato

El ronroneo es la sumisión y el estar contento.

Los gruñidos y silbidos son señales de defensa, los utiliza en caso de agresión.

Los maullidos son de tonos muy variados y cada uno tiene su significado: expresa quejas, demandas, desorientación, rechazo, etc. Observando a su gato, pronto aprenderá a reconocerlos.

La mayoría de sus métodos de comunicación son totalmente soportables, pero, hay uno que no lo es tanto: el marcado de su territorio.

El gato es territorial y tanto machos como hembras organizan y defienden su territorio marcándolo de diferentes maneras. Estas marcas son señales de comunicación que otros gatos entienden, y salvo excesos, forman parte de su comportamiento normal. Existen tres maneras de marcar su territorio: arañazos, feromonas y orina.

Marcaje con feromonas: frotan parte de su cuerpo contra objetos, personas y otros animales que conviven en la casa. Al frotarse liberan una sustancia (feromona) creando un ambiente tranquilo y de bienestar para él. Es un signo de aceptación que indica que el gato se siente confiado.

Marcaje con arañazos: los arañazos marcan zonas de paso y de juego. Es muy sencillo acostumbrar al gatito desde el principio a marcar con las uñas en un rascador, que se colocara desde el primer día, en un lugar bien visible y cerca de su lugar de descanso.

arañazos

Si no le acostumbra desde el principio y araña algún mueble, el rascador se colocará delante del mueble hasta que el gato lo acepte. Después ya podemos colocarlo en el sitio que creamos mñas conveniente.

Si conviven más de un gato o la casa es grande, es conveniente poner máas de un rascador.

Si hay arañazos por todas partes es un síntoma de ansiedad y habrá que traerlo a consulta.

Marcaje con orina: esta forma de marcaje la hacen los machos cuando hay una hembra en celo y raramente alguna hembra.

El marcado suele ser de forma vertical, con poca orina y muy olorosa.

Para intentar evitarlo se recomienda el uso de feromonas sintéticas pulverizadas sobre las zonas afectadas, pero la mejor solución es la castración tanto en machos como en hembras.

El gato también puede marcar su territorio con orina en situaciones de stress por un cambio en la rutina diaria o por la llegada de un nuevo gato.

gatos

El gato es un animal muy limpio por naturaleza, si se le acostumbra y se le proporciona un lugar adecuado para realizar sus necesidades, aprenderá rápidamente. Si hay más de un gato habrá que poner dos cajas de arena.

La caja debe de estar lejos de la zona de comida y en un lugar tranquilo por donde no pase gente ni otros animales.

Al mes de vida es conveniente traerlo para realizar la primera visita con el fin de hacer una exploración física y la primera desparasitación interna preventiva, así como aconsejar al propietario sobre los cuidados, educación y dieta mas adecuada para él.

A los dos meses se le pondrá la primera vacuna que le aportara anticuerpos para protegerle de cinco enfermedades: Calicivirus, Panleucopenia, Rinotraqueitis, Leucemia y Clamidiasis.

A los tres meses se pondrá la segunda dosis, que será igual que la anterior.

A los cuatro meses se pondrá la vacuna de Rabia (zoonosis), se identificara con el chip y se le hará la cartilla definitiva: el pasaporte (en el gato, de momento, no es obligatorio la identificación, pero es conveniente).

Además se le informara de la conveniencia de castrar a los 6 meses a las hembras y entre los 6 y 8 meses a los machos.

Al año se cambiara el pienso de cachorro, por pienso de adulto de calidad o por pienso para gato castrado (después de la cirugía).

ANTIPARASITARIOS INTERNOS

Los parásitos intestinales suelen ser frecuentes en los primeros meses de vida del animal si los padres no han sido desparasitados adecuadamente y por tanto es importante llevar un buen programa de desparasitación.

Los parásitos que el gatito tiene con más frecuencia son: nematodos (gusanos redondos) y cestodos (gusanos planos).

Cada 3 meses avisamos, mediante llamada telefónica, a los clientes para recordarles que realicen estas desparasitaciones.

Otra enfermedad parasitaria a tener en cuenta, en el gato, es la Toxoplasmosis (zoonosis) que esta producida por el Toxoplasma Gondii. El mayor peligro de esta zoonosis es la infección en una mujer embarazada que no tenga anticuerpos antitoxoplasma, ya que puede producir lesiones importantes en el feto. El contagio se previene:

- No manipulando la caja de arena de los gatos.
- No manipulando tierra o macetas que puedan estar infectadas con heces de gato.
- No consumir verdura ni carne cruda o leche sin tratamiento.
- Hacer un análisis bien de sangre o de heces al animal para descartar que este infestado ya que a veces no tiene ningún síntoma.

ANTIPARASITARIOS EXTERNOS

Es importante mantener a los animales libres de pulgas y garrapatas no solo por motivos de higiene sino además porque pueden trasmitir enfermedades como las teniasis (zoonosis) que la trasmiten las pulgas.

Aunque el animal no salga de casa, es precisa la desparasitación contra pulgas ya que se han detectado en gatos domésticos que no salían a la calle. Esto se debe a que la pulga pone los huevos en el suelo y nosotros podemos llevarlos a casa en el calzado.

Además de las pulgas es importante controlar que no se infecten con otodectex: son ácaros que se alojan en el oído produciendo otitis. Este tipo de otitis puede contagiarse de un gato a otro.

La prevención hay que hacerla antes de que el animal se infeste, por eso en la zona donde vivimos es recomendable ponerles el producto desde mediados de marzo hasta finales de noviembre. Sin embargo a los animales que muestran algún tipo de alergia hay que protegerles durante todo el año.

En el gato la protección más adecuada es con pipeta ya que controlamos todos los parásitos externos que pueden afectarles.

 

pulga acaro
Pulga adulta Acaro del oído

VACUNAS

Cuando un gatito recién nacido está amamantando, recibe anticuerpos protectores de la leche de su madre (calostro). Entre las seis u ocho semanas de vida, empiezan a desaparecer, este es el momento de comenzar las vacunaciones.

Todos los gatos deben ser vacunados aunque no salgan de casa, ya que la mayoría de enfermedades esta producida por virus que están en el aire y pueden ser traídos a la casa a través de la ropa o el calzado.

Panleucopenia Felina: enfermedad causada por un virus, muy contagiosa. Entre los síntomas se incluyen apatía, inapetencia, fiebre, vomito diarrea, sangre en heces y alta mortalidad.

Rinotraqueitis Felina: enfermedad que afecta al sistema respiratorio superior con síntomas similares a los del resfriado pero que pueden ser muy peligrosas.

Calicivirosis Felina: enfermedad de síntomas muy parecida a la anterior.

Leucemia Felina: producida por un virus que afecta al sistema inmunitario produciendo varios tipos de enfermedades crónicas como diversos tipos de cáncer. No tiene tratamiento y es una enfermedad mortal.

Clamidiasis: la enfermedad se caracteriza principalmente por una conjuntivitis persistente y ocasionalmente por una ligera rinitis.

Rabia: es una zoonosis. Afortunadamente no existe en nuestro país, pero es muy frecuente en el norte de África y en el sur de Francia. Es la única vacuna obligatoria en la mayoría de comunidades autónomas, aunque en el gato no es obligatoria, si es conveniente.

Para mantener un buen nivel de inmunidad, es imprescindible revacunar anualmente a nuestro gato contra estas enfermedades.

Para evitar olvidos mandamos una carta avisando de la vacuna que le corresponde unos días antes.

ALIMENTACION

Existen en el mercado multitud de piensos, pero no todos cubren por igual las necesidades del animal.

A lo largo de la vida de nuestra mascota sus necesidades cambian con la edad o con la aparición de cierta enfermedades, su dieta debe adaptarse a estos cambios así pues existen dietas de iniciación (transición desde la leche materna hacia una alimentación sólida), de cachorro, de adulto, de abuelete, para obesos, para gestantes, para diabéticos, para animales castrados, etc.

Hay que procurar darle un pienso de gama alta ya que los ingredientes son de mejor calidad y mejoran la disponibilidad, la digestibilidad de los nutrientes, el pelaje, aumentan el aporte de vitaminas, minerales, ácidos grasos y proteínas.

En los gatos es muy importante darles de dos a tres vece por semana MALTA FELINA para ayudarle a digerir y eliminar las “bolas de pelo”. Se puede poner en la comida o directamente en la boca.
MALTA FELINA

akiball MALTA FELINA

CASTRACION Y ESTERILIZACIÓN

La castración se realiza en los machos con el fin de evitar malos hábitos de marcaje, para tratar de corregir algún tipo de comportamiento o para evitar enfermedades como tumores.

En la hembra para evitar maullidos molestos y camadas no deseadas.

Se ha comprobado que si la esterilización se realiza antes del primer celo (en hembras) disminuimos en un 99% los tumores de mama y en un 100% los tumores y quistes de ovario y las infecciones de útero.

Todavía somos reacios a este tipo de intervenciones pero esta demostrado que la longevidad de un animal castrado aumenta: en gatos un 36% y un 24%, en gatas.

BAÑO Y CEPILLADO

Salvo raras excepciones a los gatos no les gusta el agua. Desde pequeños se les puede acostumbrar a bañarlos, se debe hacer con agua templada con un champú especial para gato acorde al pelaje y tipo de piel del animal y se secará bien con toalla y secador (aunque sea verano).

No es necesario ni conveniente bañarlos muy a menudo, ya que ellos se limpian a diario. Más importante es el cepillado, es conveniente hacerlo a diario si tiene pelo largo o semanal si tiene pelo corto. Es fundamental para mantener un manto en buenas condiciones: airear el pelo, mantenerlo sin nudos y quitar el pelo muerto con el fin de evitar “las bolas de pelo”.

Hay que empezar en una edad temprana para que el gato se acostumbre.

HIGIENE DENTAL

El tipo de cuidado dental que recibe un gato a través de los años tiene gran importancia en su salud y longevidad. Los problemas dentales más comunes que tienen son a consecuencia de la acumulación de sarro y cálculos. Las partículas de comida, bacteria y saliva pueden acumularse y adherirse a la superficie del diente, formando una placa que con el tiempo aumentara de grosor produciendo inflamación en las encías aflojamiento y caída de los dientes. La infección puede afectar a otras partes del cuerpo como riñones y corazón.

Los gatos cambian los dientes de leche entre las once y treinta semanas de edad. A partir de este momento es cuando hay que empezar a acostumbrar al animal a que se deje limpiar los dientes.

Más artículos
Página principal